09 junio 2009

Procesando el apocalípsis


Aún no hay muchas palabras que fluyan de todo lo vivido estos días. Qué va, no hay muchas palabras que fluyan de todo lo vivido en este último mes. Tampoco preocupa, ya irán saliendo.

Pero ya hay disponible bastante material de lo sucedido durante los dos días de las jornadas de Stonewall (y pronto -casi- todo, gracias al currazo que se han pegado Klau Kinki y Lucy Sombra).

Entre otros, ya hay un vídeo de la performance colectiva "Perras del Apocalípsis", Misstress Laia llevando con sus cadenas a perras impacientes hacia un escenario iluminado por Alfon Bagueña (con dos duros y 15 minutos, olé!)... Quimera Rosa y Post-Op para unos polvos apocalípticos, las Video Arms Idea con sus visuales brutales, Dj Doroti con sus botas y su música avasalladora, Klau Kinki con su ojo mecánico metiéndose en todos los huecos...y algunas perras sueltas que se han sumado al improviso... pornoterrorista e hija de puto.


3 comentarios:

mery dijo...

Que decir. Os mirabas bailar al final en la bata con la flori que no dejaba de pinchar... sois estupendas, con las pajitas en la nariz. Aguantando el cansancio hasta al final. Me lo pasé bien. No tenía fuerza ni de hablar pero no quería irme. Ya nuestras cabezas estan maquinando algo para juntarnos cuanto antes.
Os quiero muchos
esto es Amor apocalíptico.
mery

la Quimera Rosa dijo...

mery wapísima

la verdad es que los bailes de las quimeras siempre nos llenan de energía,estemos en el estado que estemos. será que nos reprogramamos juntas sin fin??

a sido un finde apocalíptico, lleno de amor, de sexo, de creación..aun de rezaca y procesando, procesando lento.
pero como las quimeras somos locas, ya estamos planeando nuevos polvos intergalácticos para días futuros, así que abiertas a todas las propuestas.

y como hemos dicho el domingo en medio de tan wapo alokado colocón colectivo: la proxima vez nos veremos sin jornadas de por medio!!!

mil besos amor
te quiero!
ceci

la Quimera Rosa dijo...

mery, qué decir? cuando a veces las miradas bastan... para qué hablar (a veces) cuando el ancho de la barra de la Bata es suficiente para devolver a las lenguas su uso inevitable. somos el principio y el fin. por eso nos veremos pronto, máquinando nuevas desviaciones monstruosas para seguir operando mutaciones que hacen del amor nuestra apocalipis. love. yan