21 septiembre 2012

El mArtadero: Cochabamba celebra y provoca la cultura abierta



"La transformación del matadero en el mARTadero no ha acabado, ni se cree, ni se quiere que acabe, ya que la vida impregnada ahora ensus salas habilitadas para las necesidades artísticas actuales ha configurado una realidad ejemplar y –esperemos- replicable en otros puntos del país. Desde las propuestas de formación experimental en artes, pasando por el taller de creatividad infantil, hasta la posibilidad de brindar hospedaje a artistas y gestores nacionales e internacionales (por mencionar sólo algunas de sus propuestas) este espacio ha generado nuevas posibilidades. Todo ello sostenido en unmodelo de gestión basado en un adn abierto que, lejos de restringir el desarrollo colaborativo, fomenta la re-creación constante de nuestro accionar.
Re-hacer, re-programar, re-accionar,… son sugerentes juegos de palabras que al final tienen un mismo objetivo: avanzar hacia un cambio social sostenible y abierto a través del arte y la cultura.  Y precisamente hacia este cambio es que apuntan las estrategias del mARTadero, dirigidas a afianzar y potenciar un trabajo colaborativo, siempre en conjunto con otros actores y gestores de la sociedad civil.
Prueba de esto es la red “4ces”, ejemplo de gestión colectiva e interinstitucional que se presenta como el modo de trabajo organizado más acorde al momento en que vivimos. Este modelo ha conseguido dejar atrás la idea de "centro estrella” para hacernos conscientes que es desde el trabajo interconectado y grupal como mejor se consigue llevar a cabo la misión de un cambio social interdependiente. O bajo esta misma lógica, la red nacional de gestores y actores culturales “TelArtes” que basa su desarrollo en impulsar iniciativas en conjunto a través de la utilización de flujos de conectividad efectivos."